Seleccionar página

Si estás aquí es porque quieres sentirte mejor, ya sea por mejorar tu aspecto físico, por mejorar tu salud o por todo a la vez.

Pero cuando se han estado llevando hábitos de vida poco saludables durante mucho tiempo, puede ser muy difícil eliminarlos y podemos caer en la tentación de querer tomar lo que parece un camino fácil con una “súper mega dieta detox pierdekilos eliminatoxinas” que nos pondrá sanísimos y guapísimos en una semana.

Pues no, de verdad que no te va a funcionar a largo plazo. Por eso, te propongo que vayas introduciendo cambios poco a poco en tu rutina pero que seas capaz de mantenerlos e incorporarlos a tu vida. Comprométete hoy contigo mismo y empieza a mejorar.

Verduras: Que al menos la mitad de tu plato de tus comidas principales sean verduras. Combínalas como quieras, mezcla colores, texturas, sabores, se creativo/a. Hay multitud de recetas con vegetales, no te limites a comer solo ensalada, prueba la escalivada, las parrilladas de verduras, rehogadas con ajo y perejil… Solo tu pones los límites.

Desayuno: Destierra el concepto de desayuno tradicional. Ni es la comida más importante del día, ni el desayuno de los campeones es el Cola-Cao con galletas María. Te recomiendo que te olvides de la bollería y los alimentos procesados para desayunar (y un poco para siempre…). Algunos buenos alimentos para el desayuno podrían ser: Tostada de pan integral con aceite de oliva, con tomate, con atún, aguacate… (Evita las mermeladas incluso si pone light), un par de yogures naturales con avena y frutos secos, fruta troceada con yogur, leche con galletas caseras de avena y plátano… y porqué no? Una tortilla francesa con cebolleta, un poco de hummus con un chorrito de aceite de oliva, ese arroz integral con verduras que te sobró a medio día… De nuevo, se creativo.

Elimina las tentaciones: Saca para siempre de tu cesta de la compra alimentos muy procesados, suelen ser ricos en azúcar refinada y grasas poco saludables. Si no los tienes en casa, comerás menos (y algún día no los comerás fuera tampoco). Algunos ejemplos de alimentos que no deberías tener en casa son: Bollería, platos de comida precocinada, sopas instantáneas, barritas de cereales, cereales de desayuno (a no ser que en su lista de ingredientes solo tengan como ingrediente el propio cereal), refrescos azucarados (incluso light), bolsas de aperitivos (suelen estar hechos con grasas poco saludables y tener mucha cantidad de sal), chocolates (la mayoría de los chocolates tienen de todo y una pequeña cantidad de cacao, lee los ingredientes)…

Comprométete hoy solo a esto:

  1. Come más frutas.
  2. Llena la mitad de tu plato de la cena con vegetales.
  3. No compres alimentos que entre sus ingredientes contengan azúcar.
  4. Come legumbres 2 veces a la semana